Cada mujer tiene una actitud en la vida, y las que somos de risa fácil, seguras, comprometidas, con un poquito de encanto y mucha estima, estamos locas por estos anillos.

Por que la sensación de mirarte las manos y sentir el «porque yo lo valgo» es conocer la magia de la vida.